REFLEXIÓN DEL EVANGELIO JUEVES SANTO – CICLO C

Juan 13, 1-15

MIRADA ATURDIDA

Hoy es un día de muchas miradas, por eso he elegido esta, porque es la mirada que tenemos cuando algo nos descoloca. Y Jesús lo hace. Vivimos con la mirada limitada a nuestros esquemas y expectativas, pero Jesús siempre va más allá, siempre nos recoloca la Mirada desde el Amor: La libertad no viene desde el poder, sino desde el servicio, la paz no se alcanza con acuerdos escritos, sino desde un trabajo diario y constante, la felicidad no reside en los grandes planes sino en lo pequeño, los últimos serán los primeros y nuestros errores y carencias, recibirán más Amor y cuidados si cabe. La invitación de hoy es a mirar así, dispuestos, despojados, desde abajo… siempre y a todos.

¿Cómo vas a lavarme tú a mí, Señor?
¿cómo vas a postrarte Tú aquí a mis pies?
si no me siento digna de que pronuncies mi nombre
si solo sé mirar de lejos, Tú lo sabes

¿Cómo vas a despojarte de tu manto para servir?
¿cómo vas a amarme así con tanto barro en mí?
si no soy capaz siquiera de cuidar mi vida
¿cómo aceptar que Tú… que Tú limpies mis heridas?

AYÚDAME A ENTENDER TU MODO DE VIVIR
AYÚDAME A MIRAR SIN MIEDO, AYÚDAME A SALIR DE MÍ
LAVA MIS PIES, MI CORAZÓN, TAMBIÉN MIS OJOS
QUIERO SEGUIRTE Y APRENDER A DECIR SÍ

AYÚDAME A NO DUDAR, A CONFIAR EN TU VERDAD
AYÚDAME A MIRAR DE FRENTE, AYÚDAME A CAMINAR
LAVA MIS PIES, MI CORAZÓN, TAMBIÉN MIS OJOS
LÁVAME ENTERA CON LA LUZ DE TU MIRAR
LAVA MIS PIES, MI CORAZÓN, TAMBIÉN MIS OJOS
LAVA MI VIDA CON LA LUZ DE TU MIRAR
JESÚS… LÁVAME TÙ

Salomé Arricibitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.