ERECCIÓN CANÓNICA DE LA FRATERNIDAD DE SAN JOSÉ EN NUESTRA PARROQUIA

“El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”. Esto que canta el salmista (cf. Salmo 125), refleja acertadamente lo que sentíamos ayer, día de San José Obrero, en nuestra comunidad parroquial, antes, durante y después de la celebración de la Eucaristía, presidida por el Sr. Obispo, en la que fue erigida canónicamente la Fraternidad de San José.

Como decía nuestro párroco, esta Fraternidad no es algo que surge como una decisión tomada en un momento concreto, sino que es la respuesta a la devoción a San José que se va haciendo presente a raíz de la publicación de la exhortación “Patris corde”, del Papa Francisco,el ocho de diciembre de dos mil veinte. A partir de esta fecha, mediante una serie de charlas, comenzamos a profundizar en la figura de San José, intentando dar respuesta a la sensibilidad demostrada por un grupo de personas devotas de nuestro Santo.

Este interés, al ir en aumento y mantenerse en el tiempo, nos ha llevado, por iniciativa del párroco, a constituirnos en asociación pública de fieles, que, tal como figura en sus estatutos, “tiene como fin primordial y específico promover el culto público de los Misterios del Señor y de San José”.

Como preparación para el acto que tuvo lugar en la mañana de ayer, durante treinta y tres días, los candidatos a pertenecer a esta Fraternidad, han ido reflexionando de forma personal sobre diversos aspectos de la vida de San José, que culminaron con un retiro que estuvo dirigido por D. Francisco Hernández Rivero.

Centrándonos en el acto de ayer, previamente a la Eucaristía tuvo lugar el rezo del Rosario de San José de forma comunitaria.

Tras la homilía, en la que nuestro Obispo destacó la figura de San José y recalcó sus virtudes y estilo de vida a imitar, tuvo lugar la erección canónica que comenzó con la lectura del Decreto, presentación de candidatos y el acto de asociación propiamente dicho, en el que los candidatos afirmaron  su compromiso personal de:

  • Crecer en la amistad con Cristo desarrollando la vida de gracia a través de la oración y los sacramentos.
  • Vivir las virtudes evangélicas de la incondicionalidad y de la ultimidad.
  • Empeñarse en la formación en el conocimiento de la vida de San José.
  • Emprender y participar en iniciativas caritativas en favor de la Iglesia necesitada y perseguida.
  • Profesar un amor fiel a la Santa Iglesia, en comunión con el Papa y los demás Obispos.

Finalizado el acto de asociación, el Sr. Obispo bendijo y entregó a cada candidato una pulsera en la que figura el lema de la Fraternidad: custodes domini, mientras exhortaba a los candidatos con estas palabras:

“Que esta pulsera sea un signo de tu pertenencia a la Fraternidad de San José y recuerda seguir su ejemplo de llevar una vida oculta con María en Cristo para el Padre”.

El acto de asociación finalizó con la solicitud de protección e intercesión de San José y con el canto del Himno de San José, compuesto por nuestro párroco y Dino, director del Coro.

Finalizada la Eucaristía que fue presidida por el Sr. Obispo y concelebrada por el párroco y D. Antonio, misionero Idente, tras las fotos de rigor, tuvo lugar un pequeño brindis en el salón de actos del complejo parroquial.

Y así ha dado comienzo su andadura la Fraternidad de San José, que durante dos años funcionará “ad experimentum” y en cuyo plazo ha de elaborar su reglamento interno, convocatoria y elección de equipo directivo, fijación de tareas y objetivos, etc.

Nos ponemos bajo la protección de nuestro Santo Patrón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *