EVANGELIO DEL DÍA

Lectura del santo evangelio según san Mateo 4, 18-22

En aquel tiempo, paseando Jesús junto al mar de Galilea vio a dos hermanos, a Simón, llamado Pedro, y a Andrés, que estaban echando la red en el mar, pues eran pescadores.
Les dijo:
«Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.
Y pasando adelante vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre, y los llamó. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

COMENTARIO

La fe nace del mensaje y el mensaje consiste en hablar de Cristo

La salvación se alcanza, si tus labios confiesan (fe pública) que Jesús es el Señor; y si tu corazón cree (fe vivida interiormente) que Dios lo resucitó.

La fe rompe las distinciones entre razas: judíos o griegos y todo el que invoca el nombre del Señor se salvará.

Este es el anuncio y la predicación del Evangelio, que realizaron los apóstoles. Anuncio alegre del que recorre con sus pies los caminos de la vida para llevar buenas noticias de parte de Dios. 

El anuncio del Evangelio que es Jesús lleva la promesa de que “ninguno que crea en Él quedará defraudado”. Qué pena que no todos presten oídos a esta Buena nueva.

También hoy para creer es necesario que Jesús sea anunciado… se necesitan evangelizadores, conscientes de que el Evangelio, la fe que nace del mensaje no se impone, sino que como el amor se ofrece en libertad.

El mensaje consiste en hablar de Cristo. Esa fue la misión de San Andrés.

¿Hoy quieres ser tú anunciador de salvación? Habla de Cristo.

Fr. Isidoro Crespo Ganuza O.P.
Convento de S. Valentín de Berrio Ochoa (Villava)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *